Financiamiento de facturas, factoring y línea de crédito.

Fecha: f 19, 19

Autor: user

Categorías: Multiproducto Etiquetas:

Financiamiento

Hay varias formas en que los propietarios de pequeñas empresas pueden sacarle provecho a las cuentas por cobrar pendientes. Las soluciones como el financiamiento de facturas, el factoring (factoraje) y las líneas de crédito respaldadas por facturas pueden ayudar a las empresas a superar un flujo de caja lento. Es importante conocer las diferencias entre cada opción antes de tomar una decisión.

Financiación de facturas:

El financiamiento de la factura es cuando una empresa pide dinero prestado contra cuentas pendientes por cobrar. En otras palabras, es un préstamo temporal para una factura impaga y el prestamista le da el dinero que se le debe ahora. Su empresa es responsable de cobrar el pago de su cliente y luego devolver al prestamista el dinero prestado junto con las tarifas e intereses. El financiamiento de la factura es una buena opción si sabe que su cliente pagará sus facturas pendientes, pero aún necesita dinero rápidamente.

Factoring:

El factoring involucra a un prestamista que compra sus cuentas por cobrar adeudadas y luego el servicio asume la responsabilidad de cobrar el pago de sus clientes. Una vez que hayan recibido el pago completo, le darán la diferencia entre el valor total y el dinero anticipado, menos los cobros que tenga estipulado el prestamista (interés, comisiones o costos administrativos, entre otros).

La factorización de facturas se adapta a las empresas que tienen cuentas por cobrar pendientes dentro del rango de 30a 90 días, en la mayoría de los casos. Tenga en cuenta que estará aceptando menos dinero del que se le debe dependiendo de la empresa con la que negocie, pero no tendrá que lidiar con el cobro de sus facturas de futuro vencimiento, que le hacen incurrir en urgencias de liquidez por su pago posterior (algo así).

Línea de crédito respaldada por factura:

Con esta opción, un banco extiende una línea de crédito contra la cual su empresa puede obtener un préstamo, según el límite y la frecuencia de pago establecidos. Sus cuentas por cobrar pendientes actúan como un activo, que puede utilizarse para asegurar el financiamiento. Los bancos consideran estas facturas como una gran forma de garantía, ya que son un activo líquido, y las convertirán en efectivo lo antes posible.

Para asegurar una línea de crédito respaldada por facturas, sus cuentas por cobrar deben ser de alta calidad. Esto significa que su empresa debe tener un buen historial de recolección y que sus clientes deben tener buenas calificaciones de crédito comercial.

Es mejor dejar esta opción a empresas más establecidas (con un mínimo de un año de antigüedad) con un historial de crédito excelente. Usted pagará intereses sobre el dinero prestado, pero a tasas más bajas. Una vez que se hayan pagado las cuentas por cobrar, querrá pagar esta línea de crédito para que no se acumulen intereses.

Ventajas de estas opciones de financiación alternativas.

El principal beneficio de cualquiera de estas opciones es la capacidad de comprender los problemas de flujo de efectivo rápidamente para tomar decisiones informadas. Las empresas pueden utilizar la financiación de facturas para pagar los costos operativos sin tener que esperar los pagos de las cuentas pendientes. El financiamiento de facturas también se puede utilizar para pagar a los proveedores o, incluso, para pagar sus propias líneas de crédito, un aspecto importante para mejorar su score ante centrales de riesgo y entidades bancarias.

En ocasiones, esta también puede ser la única opción si su negocio sigue creciendo y usted no puede recibir otros tipos de crédito comercial. Los prestamistas considerarán sus facturas como una forma de garantía y buena voluntad financiera, haciendo que los principales factores como la salud financiera y la solicitud de créditos sean un problema menor para su empresa.

Cualquiera de estas opciones puede ayudar a su empresa a obtener efectivo cuando lo necesite, pero el factoring es una garantía de que se pagará al menos una parte de sus cuentas pendientes. Muchos propietarios de negocios no tienen el lujo de ir a perseguir los pagos atrasados, nómina e impuestos; adicionalmente, incurrirían en un riesgos de no pago y se incrementaría la carga operativa por esta gestión de cobranza. Si su empresa tiene numerosas cuentas de pago atrasado o facturas no pagadas, esta es una opción que garantiza que obtendrá al menos parte de lo que se le debe.

Tenga en cuenta que la factorización de facturas también limita el riesgo de no recibir ningún pago. Una vez que una empresa de factoring ha intervenido, es su responsabilidad cobrar los pagos de sus clientes atrasados. No tendrá que pagar una línea de crédito ni solicitar un préstamo comercial para cubrir la diferencia de una factura perdida.

Conoce nuestras soluciones y empieza a trabajar por las finanzas de tu organización si estás en Colombia (https://www.omnibnk.co/) o en Chile (https://www.omnibnk.cl/).

Encuentra el artículo original aquí: https://www.business.com/articles/invoicing-accounts-receivable-solutions/

Regístrate


Al registrarme acepto la política de tratamiento de datos de OmniBnk.

Ya hemos enviado una solicitud y pronto un agente se pondra en contacto con usted.

Bitnami